miércoles, 9 de septiembre de 2015

Fiestas y absentismo escolar en Tarancón

Hoy comienza el curso en Castilla-La Mancha en Educación Infantil y Primaria. ¿En toda Castilla-La Mancha? ¡No! Un valiente grupo de irreductibles manchegos al occidente de las tierras conquenses resiste con fuerza ante la obligación de llevar a sus hijos al colegio "porque son fiestas".

Bueno, seamos justos. El colegio ha empezado y los profesores están allí, esperando en sus aulas a que las sillas se llenen de niños. Unos niños no van al colegio "porque son fiestas" y otros muchos "porque no va a ser mi hijo el único que vaya". La cosa llega a tal punto que ni siquiera hay transporte escolar o no se inicia el periodo de adaptación de los más pequeños hasta que finalicen las fiestas.


Supongo que la responsabilidad es compartida. Las familias eligen no llevar a los niños al colegio. Los colegios se resignan ante esta decisión. La administración mira para otro lado. Al menos el ayuntamiento no ha organizado este año actividades infantiles en horario lectivo. Hace ocho años que vivo en Tarancón, mis hijos han nacido aquí y me siento plenamente integrado en la localidad. Pero sigo sin entender esto. 

Este curso el calendario ha querido que solo se pierdan tres días. Otros años son más. Según parece en Tarancón podemos permitirnos el lujo de perder estos tres días de curso "porque así ha sido de toda la vida". ¿Y qué se puede hacer ante tan irrefutable y sesudo argumento? Pues quizá se pueda hacer algo. Quizá los colegios podrían actuar con más firmeza, quizá se podría llegar a algún tipo de acuerdo con la administración para modificar el calendario de inicio o recuperar los días perdidos. O quizá no se pueda hacer nada y yo no sea el primero ni el único en chocar contra este muro y mi grito de incomprensión se perderá entre los cohetes y la música de las charangas.

3 comentarios:

  1. Exactamente igual que en Mora. Las fiestas son el 15 y duran una semana. 5 días extras sin cole.

    ResponderEliminar
  2. Yo hace 5 que aterrice en Tarancón en plenas fiestas. Lleve mis hijos al cole el primer día. Yo también tenía clases por que estudiaba en la universidad en Cuenca Necesitaba que se quedarán en el cole. Cuando llegue allí ( las monjas) me dejaron bien claro y con insistencia que serían los únicos en todo el colegio. Que si los dejaba estarían solos toda la mañana. Conclusión yo falte a mis clases hasta que todos volvieron. No ir a clases es vox populi pero en los coles tampoco se esfuerzan mucho para que eso cambie.

    ResponderEliminar
  3. Espero te parezca bien mi enlace al cuento: Me gusta la gente.
    http://escueladeblanca.blogspot.com.es/2016/04/me-gusta-la-gente.html
    Gracias por compartir. un saludo

    ResponderEliminar