martes, 13 de septiembre de 2011

Mi primer día de colegio

El mes de septiembre es oficialmente el mes de "la vuelta al cole". Es una gran verdad, pero merece un matiz. Para muchos niños no es la vuelta al cole, sino la primera vez en su vida que van al colegio. Además esto ocurre para los más pequeñines. Algunos han pasado antes por una escuela infantil o una guardería, pero en estos días de septiembre es la primera vez que pisan un colegio.

Es muy común ver en la tele los llantos de los niños que se ven solos, sin sus padres, en un entorno nuevo y desconocido. Lo que no sale tanto son las lágrimas de los padres que vuelven a casa o se marchan al trabajo más desconcertados aún que sus propios hijos. El caso es que es una experiencia nueva para padres y niños y todos deben adaptarse a la nueva situación.

Los centros educativos suelen tener diseñado un plan de adaptación que incluye desde una incorporación progresiva con horarios flexibles hasta toda una batería de actividades para que los pequeños vayan adquiriendo las rutinas propias de la vida escolar.

Este proceso de adaptación será más rápido y efectivo en la medida en que maestros y padres sigan unas pautas comunes para la adquisición de los hábitos básicos: la entrada al colegio, higiene, vestido, autonomía, alimentación,... En colegio, las maestras de infantil proporcionan una serie de orientaciones a las familias para que tengan claro qué se pretende conseguir en estos días y cómo pueden ayudar a ello desde casa. Las comparto aquí porque me parece un documento muy claro y didáctico.



Vaya desde aquí mi más profunda admiración al profesorado de ducación Infantil. ¡Héroes! ¡Suerte con la vuelta y el comienzo del colegio!

No hay comentarios:

Publicar un comentario