martes, 3 de mayo de 2011

Guía de atención educativa para alumnado TDAH

El TDAH (trastorno de déficit de atención con hiperactividad) se ha convertido en el trastorno infantil de moda. Sin embargo, existe cierta confusión sobre la naturaleza real de este trastorno y cierta tendencia a etiquetar con profusión a niños que no lo son como TDAH. Es como si al saber que un hijo o un alumnoes hiperactivo limpiáramos nuestra conciencia de educadores: "Uff, menos mal, no es culpa mía, es que el niño es TDAH, y claro... así es imposible". Hay que andarse con mucho ojo a la hora de colgar etiquetas que pueden convertirse en una pesada losa para el desarrollo de un niño.

En el caso concreto del TDAH se tiende a diagnosticar por los síntomas y no por la causa. Se miran una serie de indicadores conductuales, cuando lo realmente determinante para la presencia del trastorno es la causa que genera estas conductas. El TDAH se define porque el niño tiene dificultades para atender y eso genera que sea muy inquieto, muy impulsivo o tenga baja autoestima. Una atención educativa adecuada parte, por tanto, de una evaluación adecuada, que identifique las causas del problema, los síntomas y, fundamentalmente, los puntos fuertes y débiles sobre los que comenzar a trabajar. Para mayor información, te dejo esta completa guía para educadores editada por la Fundación Adana. Ellos te lo explican mucho mejor:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada